Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El nuevo Apple Watch no puede usarse con fines médicos

Por el momento no hay ni rastro del iPhone 12 que se esperaba que el gigante tecnológico presentara en el evento que organizó este martes, pero sí ha mostrado al mundo la nueva generación de sus relojes inteligentes: el Apple Watch Series 6.

Una de las principales novedades que ha introducido es una herramienta que permite medir los niveles de oxígeno en sangre a partir de una luz roja y otra infrarroja.

Apple ha anunciado esta nueva función asegurando que ayudará en la investigación de enfermedades respiratorias y la Covid-19, pero también ha querido dejar claro que no puede utilizarse con fines médicos.

Los pulsioxímetros tradicionales, que se colocan en el dedo, miden qué cantidad de cada una de las dos luces atraviesa la piel dependiendo de una proteína en la sangre, que absorbe más luz infrarroja cuando tiene oxígeno y más luz roja cuando no lo tiene.

El dispositivo de Apple, por contra, mide el reflejo de las luces, y por tanto cualquier fuente externa podría afectar a la lectura final. Además, en comparación con un dedo, la parte exterior de la muñeca no tiene demasiados vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel.

Contenido patrocinado