Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

¿Pueden unas vacaciones salvar una relación? La ciencia dice que sí

Una nueva investigación llevada a cabo por el doctor Arthur Aron, profesor de la Universidad Stony Brook de Nueva York, arroja nueva luz sobre los beneficios de tomarse un descanso y alejarse de la rutina a nivel sentimental. La conclusión a la que ha llegado confirma que las parejas no solo parecen más enamoradas cuando regresan de unas vacaciones, sino que en realidad lo están gracias a los vínculos asociativos que se crean al afrontar juntos situaciones completamente nuevas y desconocidas.

"La sensación de novedad, entusiasmo y desafío que presenta el realizar nuevas actividades queda inevitablemente asociada a la persona con quien las realizas, lo cual contribuye a solidificar una relación. Es casi como recrear la emoción del momento del enamoramiento tras conocerse por primera vez. Tanto viajar como realizar cualquier cosa diferente, pero juntos, es la mejor solución a la que se puede recurrir cuando una relación comienza a resultar aburrida o repetitiva. Tanto yo como otros de mis compañeros hemos realizado muchos estudios al respecto que han arrojado los mismos resultados concluyentes", apunta el doctor Aron.

A la hora de elegir escenario para tratar de reavivar la llama de la pasión, el experto en la materia lo tiene claro: si es en el extranjero, mejor.

Por supuesto, cualquier desplazamiento -independientemente de la distancia- implica cierto riesgo de que se presenten imprevistos con los que resulta mucho más difícil lidiar lejos del hogar y que, en consecuencia, puedan poner a prueba la unión más consolidada.

"La clave es encontrar un equilibrio. El objetivo es convertirse en el apoyo del otro durante las crisis que se presenten, y eso ayuda a mitigar cualquier mala experiencia que se haya tenido", asegura.

Contenido patrocinado