Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Maeklong: o cómo montar un mercado en plena vía del tren

Maeklong: o cómo montar un mercado en plena vía del tren

Qué duda cabe de que Tailandia es uno de los destinos turísticos más populares del momento gracias a su valioso patrimonio arquitectónico, su condición de paraíso natural o a esa cultura popular tan distintiva que tan bien queda reflejada en la amabilidad de sus gentes y en su deliciosa comida.

Lo que muchos no saben es que el país asiático también ofrece a los turistas toda clase de curiosidades y rarezas que lo hacen aún si cabe más interesante, y el mejor ejemplo de ello se encuentra precisamente en la provincia más pequeña del estado, llamada Samut Songkhram, que alberga uno de los mercados más llamativos del mundo.

Y es que el llamado mercado Maeklong no solo te llamará la atención por la simpatía de sus comerciantes o el sinfín de productos frescos que ahí se pueden encontrar si los compradores más avezados no se te han adelantado ya, sino que ante todo se destaca por el hecho de estar ubicado, literalmente, en los márgenes de una vía ferroviaria por la que pasan diariamente nada menos que seis trenes.

Como no podría ser de otra manera, los que allí se ganan la vida han desarrollado una extraordinaria capacidad para montar y desmontar sus puestos a una velocidad inusitada. Para ello, las mantas en las que exhiben sus mercancías cuentan con un sistema de cuerdas de las que solo hay que tirar, cuando la llegada del tren es inminente, para doblar la manta como si de un saco se tratara y apartarse cuanto antes de la vía.

De la misma forma, las mesas que utilizan los vendedores de este particular mercado, que se extiende a lo largo de unos 300 metros, se pliegan con facilidad y en escasos segundos desde el mismo momento en que la sirena anuncia el paso de uno de los seis trenes que lo harán a lo largo de todo el día, lo que en definitiva lleva al desalojo total de la zona y, minutos después, a la reagrupación de sus numerosos vendedores y compradores.

Precisamente por la frecuencia y rapidez con la que el mercado aparece y desaparece por arte de magia -o mejor dicho por el instinto de supervivencia de los que allí se encuentran- los habitantes de la provincia se refieren a él como 'Talat Rom Hup', lo que en tailandés significa 'el mercado del paraguas plegable'.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies.