Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los robots mayordomos se consolidan en Estados Unidos

La llegada de la inteligencia artificial a nuestras vidas es un hecho, como demuestran el sinfín de dispositivos que facilitan determinadas tareas de nuestro día a día sin casi supervisión y, en ciertos casos, hasta anticipándose a nuestras necesidades gracias a sus potentes cerebros.

Sin embargo, parece que algunos escépticos no acaban de asimilar todavía el importante papel que ya juegan estos artilugios a menos que se presenten en forma de androides, esto es, robots de apariencia similar a la del ser humano que, además, se encarguen de ocupaciones tradicionalmente asociadas a las personas.

Por ello, y a pesar de que ya contamos con robots de cocina, asistentes por voz dentro de nuestros altavoces, smartphones o tablets, y otros muchos dispositivos programables que controlan cualquier aspecto de nuestro hogar, es más que probable que la noticia de que varias cadenas de hoteles acaban de reclutar a varios 'robots mayordomos' para ejecutar todo tipo de acciones ligadas al servicio de habitaciones resulte mucho más llamativa.

Lo cierto es que estos autómatas llamados 'Butlr' -en referencia a la palabra en inglés 'Butler' ('Mayordomo')- no difieren demasiado de los que están empleando ya algunos supermercados para cumplir con los cometidos de cualquier mozo de almacén, ya que su principal misión reside en satisfacer las necesidades de los clientes de estos establecimientos, llevándoles comida por encargo, bebidas, productos de primera necesidad y hasta juguetes para entretener a los niños.

"Los encargos más frecuentes que le hacen a Butlr son productos de higiene que hayan podido olvidar nuestros clientes, agua embotellada, palomitas de microondas y, lo más curioso, libros de colorear para los más pequeños", ha explicado Andy Evers, gerente del hotel de la cadena Aloft en Silicon Valley, al diario The New York Times.

Desde que la citada Aloft pusiera a trabajar al primer robot 'Butlr' -diseñado por la desarrolladora Savioke- en el año 2014, casi todos los establecimientos de la compañía han ido incorporando cada año al menos a uno de estos autómatas a su plantilla, provocando además que algunos de sus más importantes competidores, como la cadena Marriot, se hayan decantado también por estos mayordomos inanimados para mejorar sus servicios. Por su parte, la firma hotelera 'H Hotel' ha decidido encargar directamente su propio modelo de empleado robótico para poder diferenciarse de sus rivales, lo que dio lugar hace tres meses al nacimiento de 'Hannah', que ya ha cumplido con 42 encargos en su primer trimestre de vida.

Contenido patrocinado