Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Primera de las cuatro finales para el Deportivo

El Deportivo de la Coruña está contra las cuerdas. A falta de cuatro jornadas para acabar LaLiga Santander, marchan a nueve puntos del Levante, equipo que marca la salvación. Por ello, parece que si los de Clarence Seedorf aún sueñan con la permanencia tendrán que ganar los cuatro partidos que aún les quedan por jugar.

Y no podía ser más complicado el inicio de esta maratón. Nada menos que el FC Barcelona será el primero de los cuatro rivales a los que el Depor se tenga que enfrentar esta temporada. Los azulgranas llegan en un buen momento tras haber ganado la Copa del Rey y esperan poder certificar su doblete venciendo en Riazor, estadio donde la campaña pasada se dejaron media Liga.

Si que es cierto que, para entonces, los blaugranas podrían haber ganado ya el título, pues antes tendrán sus respectivos partidos tanto el Atlético de Madrid como el Real Madrid. Dos pinchazos de ellos les dejaría como campeones sin jugar y el equipo que Ernesto Valverde sacaría sería bien distinto seguramente.

Pero los gallegos no se deben confiar. Su mentalidad debe ser la de salir a ganar a los mejores futbolistas del Barça, como ya lo hicieran hace unos meses. Muy importante será apuntalar bien la defensa, ya que actualmente son el segundo equipo que más goles reciben en contra de la competición y jugarán contra el máximo anotador. Un dato a favor de ellos es que han logrado dejar su portería a cero en sus dos últimos encuentros, lo que demuestra la mejoría en esta línea por parte de un Deportivo que tendrá que ganar esta final si quiere mantenerse vivo en Primera División.

Contenido patrocinado