Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los británicos prefieren ahorrar en comida que en sus vacaciones

La posibilidad de que el Reino Unido acabe abandonando la Unión Europea, sobre todo en el caso de que se produzca sin acuerdo ni transición de por medio, podría llevar aparejadas numerosas restricciones para sus ciudadanos en relación con sus futuros desplazamientos dentro del viejo continente, pero parece que eso no ha desanimado a los viajeros -imaginamos que a los que quieran pasar sus vacaciones en destinos algo más lejanos- a la hora de gastar cada vez más dinero en sus estancias en el extranjero.

De hecho, como se desprende de un estudio publicado recientemente por la asociación ABTA, que congrega a las principales empresas y agentes de viajes del sector turístico británico, los ciudadanos del Reino Unido parecen estar más dispuestos que nunca a realizar elevadas inversiones para garantizar que tales experiencias sean plenamente satisfactorias y reconfortantes.

Más del 25% de los encuestados asegura, en la encuesta que acompaña a la investigación, que preferirían ahorrar en restaurantes y otras comodidades del día a día para poder destinar más fondos a sus vacaciones, mientras que menos de un 10% se animaría a hacer justo lo contrario: optar por viajes algo más modestos para que sus vidas cotidianas sean más apacibles y, por tanto, menos austeras.

Esta tendencia es especialmente evidente en los sectores más jóvenes de la población (de 18 a 24 años), ávidos de aventuras y experiencias ligadas al enriquecimiento personal y cultural. Tanto es así, que más del 30% de los entrevistados procedentes de este rango de edad afirma haber hecho sacrificios y recortes en su estilo de vida habitual para poder disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

Contenido patrocinado