Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Apple y el gobierno francés se enzarzan a cuenta de la aplicación de localización para el coronavirus

El ministro de Asuntos Digitales del ejecutivo francés, Cédric O, ha confirmado en una entrevista al medio económico Bloomberg que su gobierno ha pedido encarecidamente al gigante Apple que permita el funcionamiento en segundo plano de la aplicación que, dentro de unas semanas, estará a disposición de los ciudadanos para monitorizar el número y los movimientos de los contagiados por coronavirus en el país galo.

"Le hemos pedido a Apple que levante esas restricciones técnicas para poder elaborar una solución soberana, también a nivel europeo, que estará directamente vinculada con nuestros servicios sanitarios", ha explicado el político en su conversación con el canal, asumiendo que esta petición supone una excepción -a su juicio justificada- de la política que manejan tanto la multinacional como otras firmas del sector para el uso y desarrollo de estas aplicaciones.

Tanto la citada Apple como su gran rival Google, responsable del sistema operativo Android, han insistido en que estas solicitudes contravienen directamente su normativa al facilitar a las instituciones públicas -o de cualquier tipo- datos personales y confidenciales de sus usuarios, algo que no están dispuestos a tolerar y menos aún si esa provisión de información se realiza de forma desequilibrada.

En ese sentido, en el caso de atender las demandas del gobierno de Emmanuel Macron, las compañías tendrían que hacer lo propio con cualquier estado que les exigiera unos niveles de acceso extraordinario a la privacidad de sus clientes, con los posibles riesgos para las libertades y derechos fundamentales que ello entrañaría en el caso de regímenes de corte totalitario. Por otro lado, Google y Apple han asegurado que están trabajando en diversas alternativas técnicas para sacar el máximo partido al programa sin necesidad de realizar sacrificios de esa envergadura.

Contenido patrocinado