Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La nueva versión de Android sí llegará a los terminales Huawei

Tras incluir a Huawei en la 'lista negra' de entidades foráneas con las que las empresas estadounidenses no podrán trabajar a menos que cuenten con una licencia para ello, la administración Trump ha querido tener un gesto de buena voluntad con Google -creadora de Android- permitiendo que la nueva versión del sistema operativo, Android Q, opere en los terminales de la firma china siempre que ello no suponga un riesgo para la "seguridad" de los consumidores e intereses de su país.

"Las empresas estadounidenses podrán vender su equipamiento a Huawei, pero estamos hablando de equipamiento que no acarree problemas de ningún tipo para la seguridad nacional. Les he dicho que está bien, que podemos seguir comerciando siempre que estemos hablando de productos hechos en América", ha declarado el presidente al tiempo que hacía extensiva su autorización a otras multinacionales.

El tono empleado a la hora de expresarse sobre la polémica que rodea a Huawei, a la que el gobierno estadounidense acusó en su momento de contribuir a la estrategia de espionaje comercial desplegada, a su juicio, por el régimen de Pekín, contrasta radicalmente con la decisión tomada anteriormente de bloquear toda actividad de la firma china en territorio norteamericano.

"Ciertos políticos de Estados Unidos están utilizando toda la fuerza de un país para atacar a una compañía privada. Este gesto amenaza con dañar a todos los clientes que tenemos en más de 170 países, no solo a los estadounidenses, lo que podría cifrarse en miles de millones de personas afectados por el veto a los productos y servicios de Huawei", declaraba recientemente el abogado principal de la firma, Song Liuping, sobre el efecto devastador y generalizado de la medida.

Contenido patrocinado