Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Un fabricante de cámaras policiales se niega a usar la tecnología del reconocimiento facial

La compañía estadounidense Axon, uno de los mayores fabricantes de cámaras especialmente diseñadas para su instalación en los chalecos de los agentes de policía, ha puesto de manifiesto a través de un comunicado su negativa a someterse a la presión de ciertos sectores para que las fuerzas del orden y, por tanto, sus productos hagan uso de la tecnología del reconocimiento facial a fin de mejorar supuestamente su rendimiento.

Casi de forma simultánea, uno de los directivos y miembros de la junta de control ético de la citada firma, Jim Bueermann, ha asegurado en declaraciones a los periodistas que, al menos a día de hoy, estos sistemas de identificación no son lo suficientemente precisos como para ser implementados de forma inmediata y generalizada, por lo que, de hacerlo, se estaría incurriendo en una injusticia e imprudencia intolerables.

"Hasta que la tecnología de reconocimiento facial no sea capaz de operar con total eficacia y de verdad ayude a las fuerzas del orden a identificar correctamente a los individuos, nuestra empresa no la empleará para las cámaras que suministramos a los departamentos de policía", ha explicado tajante Bueermann, cuyas declaraciones han sido aplaudidas -y al mismo tiempo matizadas- por uno de los mayores expertos en legislación sobre privacidad y derecho a la propia imagen de California, Matt Cagle.

"Me parece una gran noticia la decisión tomada por Axon, de la que deberían tomar nota otras grandes compañías. En cualquier caso, las cámaras corporales de los agentes están concebidas precisamente para vigilar sus acciones, no para investigar y espiar a los ciudadanos de las diversas comunidades. Creo que la tecnología del reconocimiento facial puede ser un arma muy potente para la discriminación y el abuso de poder, al margen de sus niveles de precisión", ha opinado en una de sus últimas entrevistas.

Contenido patrocinado