Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Un TAC del cuello puede detectar señales de futura demencia

Un breve TAC de cinco minutos puede ayudar a detectar señales de deterioro cognitivo años antes de que se manifiesten los primeros síntomas en forma de pérdidas de memoria o problemas con el lenguaje.

En concreto, la tomografía buscaría señales en el cuello de la rigidez que suele producirse con la edad o a consecuencia de la hipertensión, la cual puede causar daños en la red de vasos sanguíneos del cerebro, lo que a su vez podría llegar a provocar pequeños derrames o hemorragias que en el peor de los casos causarían demencia.

"Estos descubrimientos ofrecen la primera relación directa entre la intensidad del pulso que se dirige al cerebro con cada latido y futuros deterioros en la función cognitiva. Se trata, por tanto, de una causa analizable y potencialmente también tratable del deterioro cognitivo en adultos de mediana edad, que a partir de ahora podrá detectarse mucho antes", apunta el doctor Scott Chiesa de la universidad UCL de Chicago.

Esa es la conclusión a la que ha llegado el grupo de científicos que estudió a más de 3.000 hombres y mujeres de mediana edad durante un período de 15 años, comenzando en 2002. El resultado fue que el 25 por ciento de los participantes que mostraban las pulsaciones más altas en el inicio de la investigación tenían más probabilidades de sufrir algún tipo de demencia a lo largo de la siguiente década, aunque no todas las personas que presentaban esos síntomas acabaran desarrollando la enfermedad.

Contenido patrocinado