Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

California da un paso más para llevar los coches autónomos a sus calles

Con el debate acerca de la seguridad de los vehículos autónomos de plena actualidad, después de que sendos modelos de Tesla y Uber se vieran involucrados respectivamente en una colisión y un atropello, ambos mortales, la Comisión de Servicios Públicos de California presentó el pasado viernes una propuesta que supondría un paso de gigante para las empresas del sector al permitirles poner en funcionamiento vehículos sin un conductor 'de repuesto' y con pasajeros a bordo en las carreteras del estado.

Este organismo, que regula entre otros servicios el del transporte público y el de las compañías de transporte de pasajeros, deberá votar la aprobación de esta nueva norma el próximo mes de mayo, aunque lo cierto es que desde hace días ya es legal que las compañías realicen tests con sus prototipos autónomos.

De salir adelante, la propuesta daría un importante empujón a la industria de la autoconducción allanando el camino a más programas de prueba y facilitando al mismo tiempo una primera toma de contacto entre los usuarios y esta nueva tecnología.

Sin embargo, las autoridades también han fijado una serie de normas para los interesados en poner en marcha una red de coches autoconducidos si la propuesta recibe luz de verdad. En primer lugar, no podrían cobrar por este servicio y antes de activarlo sería imprescindible haber contado con un permiso de prueba durante al menos 90 días. Por otra parte, sus pasajeros tendrían que tener todos más de 18 años y en ningún caso podrían solicitar traslados a aeropuertos y de distancias o destinos similares.

Contenido patrocinado