Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

¿Por qué las criptomonedas perjudican la búsqueda de vida inteligente en el espacio?

El mercado de las criptomonedas se encuentra estos días amenazado desde distintos frentes, tanto por aquellos países que aseguran estar contemplando la posibilidad de prohibir su uso para evitar fenómenos como la evasión de capitales, como por aquellos bancos comerciales que han vetado la compra de estas divisas con tarjetas de crédito ante el temor de que estalle la burbuja y acabe generando cuantiosas pérdidas.

Pues bien, Bitcoin y sus competidoras se han ganado esta semana un nuevo y poderoso enemigo llamado SETI -'Búsqueda de Vida Inteligente Extraterrestre', por sus siglas en inglés- un organismo dependiente de la Universidad de California que desde hace años trabaja para detectar y corroborar la presencia de alienígenas en nuestra galaxia.

Y es que los participantes de este proyecto están algo irritados ante los supuestos perjuicios que les estaría causando la "fiebre por las criptomonedas" que se vive a día de hoy a la hora de hacerse con el imprescindible equipamiento informático de última generación, como ha explicado su portavoz, el doctor Dan Werthimer, en una llamativa entrevista a la BBC.

"Nos gustaría poder contar con las mejores unidades de procesamiento gráfico [GPUs], pero no podemos hacerlo por culpa de la fiebre de las criptomonedas, que ha elevado la demanda y los precios de esta clase de ordenadores. Este problema parece ser nuevo y está directamente asociado a la generación de estas divisas, ya que hace dos meses no teníamos dificultades para hacernos con estos equipos", ha asegurado este experto para negar, a continuación, que el SETI no disponga de fondos suficientes para renovar sus computadoras.

"Esta situación está poniendo muchos obstáculos en nuestra búsqueda de vida inteligente fuera de nuestro planeta, que fundamentalmente trata de determinar si estamos solos o no en el universo, si hay alguien más como nosotros ahí fuera. Y nos está costando cada vez más no porque no tengamos presupuesto para adquirir ordenadores, sino porque directamente no quedan casi existencias en el mercado", ha defendido.

Contenido patrocinado