Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La Europol alerta sobre el 'blanqueo de capitales' procedente de la compra de criptomonedas

La agencia de cooperación policial que coordina las fuerzas de seguridad de los estados miembros de la Unión Europea, Europol, no ha dudado el alertar a los legisladores de todo el continente sobre la necesidad de regular en profundidad y de forma exhaustiva el opaco mercado de la compraventa de criptomonedas.

Empleando argumentos similares a los que han venido esgrimiendo países como India y Corea del Sur -los cuales ya han anunciado medidas para controlar mejor, si no prohibir, la adquisición de estas divisas-, el director del citado organismo, Rob Wainwright, ha pedido a los gobiernos que traten de evitar a toda costa el "blanqueo de capitales" que, a su juicio, ha venido produciéndose en los últimos meses por medio de estas prácticas, un problema cuya magnitud estaría cifrada en "miles de millones de euros".

"Estamos hablando de un fenómeno que no ha dejado de extenderse y de crecer con rapidez. La policía está muy preocupada porque estamos hablando de un mercado de divisas con escasa o nula transparencia, sin una autoridad central que lo regule y monitorice el origen y el destino de los fondos que se transfieren de un lado al otro", ha explicado este dirigente al programa de investigación 'Panorama', de la cadena británica BBC.

La imposibilidad de hacer un seguimiento minucioso de la trayectoria realizada por el dinero complica sobremanera la labor de los agentes, incapaces de determinar, por ejemplo, si la compra de criptomonedas va ligada a una estrategia de evasión de impuestos o, peor aún, a ingresos procedentes de actividades irregulares que sirven para sustentar organizaciones terroristas o de crimen organizado.

"Nos resulta muy complicado averiguar si esos bienes son producto de prácticas legítimas o de delitos flagrantes. Y aunque se identificara el origen criminal de los fondos, no podríamos congelar directamente esos bienes al no formar parte del sistema bancario regular", ha aseverado Wainwright en la misma conversación para, a continuación, finalizar su alegato reclamando a los responsables de estas divisas digitales una colaboración más estrecha con las autoridades para prevenir nuevos "crímenes a gran escala".

"Creo que deberían ser más conscientes de los peligros y responsabilidades que se desprenden de gestionar un negocio de estas características, y sobre todo actuar en consecuencia. Deberían cooperar abiertamente con nosotros cuando estemos investigando crímenes a gran escala", ha sentenciado.

Contenido patrocinado