Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El futuro necesita una pila de combustible más duradera

Un grupo de investigadores de la Universidad Washington, ubicada en la ciudad de San Luis (Misuri), podrían haber dado con la clave para redefinir por completo la metodología imperante en lo que a la producción masiva de baterías se refiere, ya que han desarrollado un nuevo enfoque que, a su juicio, garantizará que estos productos sean mucho más efectivos y duraderos de cara al futuro.

El elemento central de este nuevo sistema reside en la creación de una pila de combustible mucho menos contaminante y más potente que las anteriores, basada en el uso de hidrógeno como combustible y en el de aire a modo de oxidante. Además, según sus responsables estas nuevas baterías podrán ser empleadas tanto en los aparatos electrónicos convencionales, como en los futuros coches eléctricos que salgan al mercado.

"El objetivo de nuestra investigación era el de lidiar con un problema muy común entre los consumidores, ya que si tienes un ordenador, un móvil o un coche, lo lógico es que quieras que la batería dure lo máximo posible", declaró Vijay Ramani, líder del proyecto y profesor del departamento de Energía de la facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la citada institución.

Los orgullosos miembros de este equipo también pueden presumir de haber sido los primeros en llevar a cabo una inspección "in situ" de las membranas interiores que componen una pila de combustible, imprescindible en su opinión para poder estudiar a fondo su funcionamiento antes de que tengan lugar las "reacciones químicas" que ponen en marcha todo el proceso.

"Al utilizar la espectroscopia fluorescente en conjunto con la fibra óptica, podemos cuantificar el número de radicales libres que se generan dentro de una pila de combustible y que trabajan para romper la membrana. Como los radicales libres que causan la degradación de la membrana viven muy poco y esta es tan delgada, nuestras investigaciones in situ permiten un mejor estudio y una comprensión más profunda, al evitar esas reacciones químicas que ocurren durante la transformación de la pila", ha explicado por su parte Javier Parrondo, investigador postdoctoral y coautor del estudio.

Contenido patrocinado