Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Pi: el primer cargador inalámbrico sin alfombrilla

Dos recién graduados del prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Technology), los jóvenes Lixin Shi y John MacDonald, podrían haber hallado la clave para reinventar la forma en que cargamos nuestros teléfonos móviles en el futuro a corto plazo, ya que su primer proyecto de gran envergardura, el revolucionario cargador 'Pi', es ya una realidad y ha sido presentado oficialmente a la busca de sus primeros inversores.

A diferencia de los sistemas de recarga de batería tradicionales, 'Pi' es completamente inalámbrico y, por tanto, jubila definitivamente el uso de incómodos cables. Pero eso no es todo, ya que también prescinde de las llamadas 'alfombrillas' por las que han optado otros desarrolladores y que, al fin y al cabo, también requerían que el teléfono estuviera inmovilizado, aunque en este caso sobre una superficie.

El artilugio en cuestión tiene forma de cono y, gracias a su diseño minimalista, puede pasar desapercibido en cualquier rincón de la casa o encima de cualquier mesa, aunque su principal aliciente consiste en su habilidad para recargar varios dispositivos -se desconoce cuál es el número máximo- que estén situados a una distancia igual o inferior a los 30 centímetros.

Como apuntan sus creadores, la velocidad de carga será mayor cuanto más cerca de él se encuentre el teléfono o la tablet en cuestión, siendo estos los dos únicos aparatos electrónicos a los que Pi -cuyo precio no está aún fijado pero que probablemente se situará en torno a los 200 dólares- puede suministrar energía al contar con una potencia de 20 vatios.

"Lo más difícil de todo este proceso fue averiguar cómo hacer de la carga magnética algo más flexible que hasta ahora, adaptándola a más de un dispositivo y ampliando su rango. Nos llevó cerca de un año establecer las comprobaciones matemáticas oportunas que necesitábamos para hacer todo esto posible", asegura MacDonald al portal de noticias Tech Crunch, atribuyendo a Lixin Shi la elaboración del algoritmo en el que está basada la eficacia de su sistema.

Contenido patrocinado