Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Llegan al mercado las máscaras anti reconocimiento facial

Los niveles de creatividad e ingenio que están mostrando aquellos emprendedores dispuestos a sacar tajada del último invento de Apple, el nuevo iPhone X, no parecen tener límites. De hecho, al margen de carcasas, fundas y protectores de pantalla que ya han empezado a inundar la esfera virtual, ahora hay que añadir la comercialización de una serie de llamativas máscaras -o más bien pasamontañas- que, como afirman sus creadores, evitarán el uso ilegítimo del nuevo sistema de reconocimiento facial que incorpora el teléfono.

Ha sido, cómo no, en las plataformas de compra-venta de países como China y Japón donde han aparecido en primer lugar estos curiosos accesorios, los cuales parecen ir más dirigidos a los integrantes de una sofisticada banda de ladrones, al menos a primera vista, que a los compradores potenciales del último y más avanzado terminal de Apple.

En cualquier caso, los creadores de estas "prendas faciales" aseguran que su uso diario durante los períodos de sueño evitará que, por ejemplo, tu pareja, tus hijos u otros familiares que se encuentren por ahí y quieran acceder a los contenidos de tu teléfono puedan hacerlo sin consecuencias.

Al tener tu cara completamente cubierta -con la excepción de los ojos o de la boca, en función del modelo de máscara que elijas-, el llamado 'Face ID' no será capaz de reconocer tus facciones y, por tanto, los intrusos se quedarán con las ganas de desbloquear tu móvil.

La referencia anterior a los amantes de lo ajeno -no a aquellos que pretendan beneficiarse de tu iPhone X, sino a los criminales profesionales- no es fruto de la casualidad o de un desafortunado intento de incorporar un toque de humor a este artículo, sino el resultado del sinfín de críticas que se ha llevado el citado pasamontañas por parte de internautas y medios especializados.

Y es que como bien han señalado estos en sus páginas y en la sección de comentarios de las plataformas online donde se venden estas máscaras, su utilización por parte de los usuarios es totalmente innecesaria e inútil, ya que como bien explicó Apple durante la presentación del iPhone X la semana pasada, el sistema de reconocimiento facial jamás activará tu móvil si tienes los ojos cerrados. En definitiva, que estas máscaras son una auténtica estafa al margen de que su precio no supere la barrera de los tres euros.

Contenido patrocinado