Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La marina británica presenta el submarino del futuro

Un equipo de ingenieros de la Marina Real Británica ha presentado esta semana un original prototipo de submarino que podría revolucionar el panorama naval para las grandes potencias mundiales, ya que el llamado Nautilus 100 -que así se llama el navío- parece romper por completo con todas las reglas y convenciones que hasta hoy dominaban el diseño y equipamiento de estas embarcaciones.

Como han explicado sus responsables en la página web del producto, una de las principales novedades que ofrece Nautilus 100 reside en su diseño, que lejos de asemejarse a cualquier submarino convencional, parece haberse inspirado en las siluetas combinadas de un tiburón blanco y un pez raya.

"La Marina Británica puede presumir a día de hoy de ser una de las fuerzas navales más avanzadas del mundo en el plano tecnológico, y todos esos logros proceden de un enfoque que huye de tradicionalismos y que da una importancia capital a la innovación y a la creatividad. Si este prototipo cumple con todos los requisitos necesarios para poder entrar en funcionamiento, como comprobaremos en los próximos meses, podremos decir orgullosos que seguimos a la vanguardia en lo que a operaciones de defensa se refiere", aseguró el comandante Peter Pipkin, máximo responsable del área de robótica de la citada institución.

Tan llamativa morfología parece jugar un papel clave en la impresionante velocidad punta que presenta la embarcación -de 150 nudos-, al igual que una original tecnología de propulsión que combina sistemas eléctricos con una serie de hélices hipersilenciosas.

Además de surcar los océanos con la rapidez de un rayo, el submarino también contiene todas las funcionalidades necesarias, como no podría ser de otra manera, para defenderse de posibles enemigos y para explorar cualquier recoveco de la orografía marina, incluso aquellos huecos a los que le resultaría materialmente imposible acceder.

"La nave tiene la capacidad de lanzar pequeños vehículos adicionales, llamados cápsulas, que estarían preparados para acometer diferentes misiones, desde dañar barcos enemigos a analizar las particularidades del terreno, y que pueden disolverse automáticamente una vez cumplido su objetivo para evitar su detección", reza un extracto de la descripción del Nautilus 100.

Contenido patrocinado