Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

PAL-V Liberty: el coche volador que quiere acabar con los atascos

Los fans de Harry Potter verán próximamente hechos realidad sus sueños, al menos parcialmente, después de que se haya anunciado la producción del primer coche volador de cara al próximo mes de octubre. Se trata de la última creación de una compañía danesa, que se ha puesto como objetivo construir este mismo año el PAL-V Liberty, un vehículo capaz de circular tanto por tierra como por aire.

Los responsables de este invento aseguran que el diseño está inspirado en la naturaleza y están convencidos de que inaugurará una nueva etapa para este tipo de automóviles, ya que no solo está pensado para que los consumidores puedan divertirse con él, sino que también incluye un revolucionario sistema de seguridad, todo ello conseguido gracias a una estructura muy innovadora.

"Entre sus muchas características, el PAL-V Liberty tiene dos particularidades que lo diferencian de cualquier otra iniciativa similar. La primera es que la suspensión en el aire se consigue gracias a una aspa impulsada por el viento que permite que el PAL-V Liberty pueda volar. El hecho de haber llevado el principio del autogiro un paso más adelante hace que sea el vehículo volador más seguro y fácil de manejar del mercado", reza parte de la descripción oficial del producto.

"Otro atributo del PAL-V Liberty que contribuye a su singularidad es el diseño de tres ruedas y el suave movimiento de inclinación en las curvas. Como resultado, es un placer poder conducir y pilotar el PAL-V Liberty, ya que no solo ofrece una experiencia de conducción y vuelo inigualable, sino también una incomparable sensación de libertad en movimiento", sigue.

Este proyecto tiene el objetivo de acabar de una vez por todas con los atascos en las carreteras y con la vergüenza de llegar tarde a una importante reunión de trabajo. En este sentido, sus inventores creen que sus usuarios podrán tener ahora más control sobre la duración de sus trayectos y no tendrán que confiar más en los aviones, los taxis, los trenes, los autobuses o los coches de alquiler.

Contenido patrocinado