Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Llega la revolución del selfie: un móvil con pantalla trasera

Ha llegado el fin de los autorretratos como los habíamos conocido en los últimos años. La compañía de electrónica china Meizu ha lanzado al mercado un nuevo teléfono móvil que incorpora, por primera vez, una pequeña pantalla en la parte posterior del dispositivo, lo que hace mucho más cómodo y rápido sacarse selfies sin recurrir a la cámara delantera, generalmente de peor calidad. Los modelos Pro 7 y Pro 7 Plus -con unas pantallas frontales de 5.2 y 5.7 pulgadas respectivamente- incorporan dos cámaras de 12 megapíxeles que permiten realizar fotografías en color y en blanco y negro.

"La nueva combinación de cámaras y pantalla traseras ha creado una infinidad de posibilidades nuevas para los selfies. Un conjunto de algoritmos precisos de embellecimiento hace que tus selfies sean mucho más interesantes. Puedes verte en la pantalla trasera en tiempo real, ayudando a capturar tu perfecta sonrisa en un abrir y cerrar de ojos", reza parte de la descripción del producto en la página oficial de la empresa.

Con solo darle la vuelta al smartphone, el monitor se encenderá automáticamente y pondrá al alcance de los usuarios además otras informaciones útiles como el tiempo, la hora, una lista de notificaciones y la música que en esos momentos esté sonando. Por otro lado, los amantes de los selfies más "tradicionales" podrán seguir utilizando una cámara delantera que en este caso incluye unos sensores de nada menos que 16 megapíxeles, ideal para unas instantáneas de alta calidad.

Estos móviles, unos de los más ligeros del mercado con poco más de 7 milímetros de grosor, tiene además un diseño muy elegante y refinado gracias a su gama de colores. Los más discretos pueden optar por el clásico negro disponible en ambos modelos, mientras que los más atrevidos pueden decidirse por el Pro 7 en dorado y rojo y el Pro 7 Plus en oro rosa y plata.

Contenido patrocinado