Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

1 de cada 3 viajeros quieren mantener un romance en vacaciones

Las idílicas playas del Caribe o el casco histórico de una ciudad europea son los escenarios ideales para el nacimiento de un nuevo romance, o al menos así lo creen un tercio de los viajeros, que aseguran querer mantener un breve idilio con un desconocido durante sus vacaciones. Este es el resultado de un estudio reciente de la Universidad de Columbia (Nueva York), que ha llegado a la conclusión de que un 36 por ciento de los solteros que viajan sienten más propensión a enamorarse cuando se encuentran en el extranjero que cuando están inmersos en su rutina diaria.

Según el estudio, dicha tendencia es ligeramente diferente entre hombres y mujeres. En concreto, mientras que más de la mitad de hombres responden afirmativamente al ser preguntados si sueñan con una aventura estival, ellas solo lo hacen en un 25 por ciento. Al mismo tiempo, la edad también parece ser un factor decisivo, ya que aquellos más propensos a dejarse seducir por un desconocido son los ciudadanos entre 30 y 44 años.

Otra de las conclusiones a las que ha llegado dicha investigación universitaria es que la mayoría de los turistas están más dispuestos a asumir riesgos y a ser más espontáneos cuando se encuentran de viaje que estando en casa. Es más, el hecho de que los viajantes tiendan a comportarse de manera diferente cuando están en el extranjero es lo que ha llevado a los responsables de la encuesta a querer estudiar a fondo este ámbito del turismo, algo que aplauden desde la agencia de comunicación Finn Partners.

"La industria de los viajes es una de las que más encuestas realiza y que a más escrutinio es sometida desde una perspectiva empresarial, pero es ahora cuando están saliendo a la luz más estudios sobre cómo afectan los cambios en el comportamiento de los viajeros y lo que eso significa en los lugares que escogen, las actividades que buscan y cómo se comportan durante las vacaciones. Aunque esto pueda ser fácilmente ignorado por considerarse algo frívolo, lo cierto es que el hecho de que los viajeros cambien su manera de ser durante sus viajes puede tener un gran impacto en la industria turística", concluye Gail Moaney, una de las fundadoras de la firma.

Contenido patrocinado