Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

¿Sería posible cruzar el Atlántico en un barco sin tripulación?

El Mayflower 400, llamado así en honor al barco que transportó a los peregrinos a Estados Unidos en 1620, tratará de navegar más de 5.600 kilómetros desde Plymouth, en Reino Unido, a Massachusetts a finales de este mes de mayo como parte de un nuevo proyecto que pretende completar la primera travesía atlántica sin tripulación.

Aunque puede pilotarse a distancia, la intención del equipo que lo ha diseñado es que complete el viaje de forma autónoma, convirtiéndose así en la primera embarcación que lo consigue en toda la historia.

Una vez en alta mar, analizará las condiciones climatológicas y registrará lo que ocurre a su alrededor mediante cámaras y radares para actuar en consecuencia a través de un software basado en un sistema de aprendizaje automático y diseñado expresamente para la nave, que actuará como una especie capitán virtual. De esta forma evitará, por ejemplo, a otros barcos.

Eventualmente, se espera que los navíos como este puedan utilizarse con fines de investigación científica porque todo el espacio extra se destinaría a la equipación necesaria para recopilar información y la ausencia de personas a bordo permitiría además acceder a lugares remotos.

Contenido patrocinado