Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Tesla cierra su factoría en California ante la crisis del coronavirus

A pesar de las previsiones optimistas que había realizado Elon Musk, la factoría de Tesla en Fremont, California, ha tenido que cerrar sus puertas ante la rápida propagación del coronavirus.

En un principio, el cofundador de la compañía había asegurado a los mas de diez mil trabajadores de la planta que todo seguiría adelante con normalidad para cumplir con sus últimos planes, que se centraban en aumentar la producción de su vehículo Model Y, pero finalmente se ha visto obligado a rendirse ante la evidencia y aceptar que no podrán continuar comercializando sus coches sin interrupción.

Salta a vista que Musk se equivocaba al afirmar que el pánico ante la pandemia del COVID-19 era más peligroso que el virus en sí mismo. Se espera que el parón dure al menos tres semanas.

Tesla ya se había visto obligada a hacer lo mismo en su fábrica de Shanghái a finales de enero para evitar los contagios entre su plantilla, lo que les ha obligado a instalar procesadores más lentos en los Model 3 que, por otra parte, se han comprometido a actualizar sin ningún cargo adicional en cuanto la cadena de abastecimiento vuelva a funcionar con normalidad.

Contenido patrocinado