Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El primer coche autónomo de General Motors es un 'taxi-robot'

Por el momento sigue siendo un misterio cuándo exactamente se pondrán en circulación de manera masiva los primeros vehículos autónomos debido a los accidentes que se han producido durante las primeras pruebas de los modelos de Tesla y Uber, pero los fabricantes siguen apostando fuerte por este sector.

General Motors ha sido la última en presentar su interpretación de este tipo de coches en forma de un taxi-robot sin conductor al que han bautizado como Origin y que eventualmente será la piedra angular de un servicio de taxis en San Francisco.

Lo que más llama la atención de este automóvil, que ha desarrollado la start-up Cruise en la que la compañía invirtió como socio mayoritario, es su aspecto simétrico. En realidad, esta especie de furgoneta eléctrica no cuenta con parte delantera o trasera, ya que en su diseño -en el que también ha colaborado la multinacional japonesa Honda- no se han incluido ni volante ni pedales. En consecuencia, el interior es un espacioso habitáculo con asientos para cuatro pasajeros en dos filas enfrentadas.

Desde Cruise han reconocido que aún les queda un largo camino por recorrer antes de que su creación esté lista para recibir el visto bueno que le permita circular entre el tráfico de la ciudad, pero tienen claro que Origin es mucho más que un coche: "En realidad, es una experiencia que compartes con otras personas", han señalado.

Lo que sí han prometido es que, cuando finalmente esté listo para entrar en la cadena de producción, su software lo convertirá en una opción más segura que los transportes tradicionales conducidos por chóferes.

Contenido patrocinado