Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Las máquinas expendedoras de coches ya son una realidad

Hacerse con un nuevo vehículo, en concreto el modelo eléctrico Zoe de la marca Renault, puede resultar ahora tan sencillo como comprar un chicle en una máquina expendedora. La compañía AutoTrader ha instalado este miércoles exactamente eso en el mercado Spitalfields de Londres: una especie de expositor de cristal gigante que incluye un sistema de pago con tarjeta contactless para permitir que los interesados carguen a sus cuentas bancarias las 16.000 libras que cuesta el coche y se marchen conduciéndolo al momento.

De esa manera, la transacción se simplifica hasta el extremo eliminando la figura del vendedor y la obligación de negociar el precio en función de los 'extras' que incluya el automóvil, algo que nueve de cada diez británicos agradecería en vista de que un estudio reciente desvelaba que esa era la parte más estresante de todo el proceso de compra para la gran mayoría.

Seis ingenieros han trabajado durante tres meses en esa máquina expendedora de coches que muchos consideran ya el futuro del sector.

Contenido patrocinado