Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Huawei alerta de que el veto estadounidense perjudicará a 'millones de consumidores'

Desde que empezaran a materializarse los primeros efectos de la entrada de Huawei en la lista negra del gobierno de Estados Unidos, lo que implica básicamente la prohibición de que las compañías del país comercien o suministren a la empresa china componentes o incluso acceso a su software, las tensiones entre la administración Trump y el gigante asiático no han dejado de intensificarse, sobre todo porque el régimen de Pekín ha contraatacado con un sinfín de sanciones.

Si hace unas semanas se conocía que la multinacional Google se había visto obligada a limitar el número de servicios de su sistema operativo Android disponibles en los terminales de Huawei, la cual anunció por su parte que empezaría a desarrollar su propio ecosistema interno, ahora el principal asesor legal de la segunda de las firmas mencionadas ha querido alertar de los peligros que, para "millones de consumidores", supondrán bloqueos de este tipo.

"Estas decisiones afectan también a los clientes que tenemos en 170 países del mundo, entre los que se cuentan unos 3.000 millones de personas que poseen productos Huawei y utilizan sus servicios. Si se prohíbe a las empresas estadounidenses hacer negocios con Huawei, el gobierno [de Donald Trump] perjudicará además a 1.200 compañías de su propio país, lo que podría traducirse en pérdidas de trabajos cifradas en decenas de miles", ha declarado el letrado Song Liuping en una rueda de prensa.

Teniendo en cuenta que Huawei ha negado con rotundidad y vehemencia las acusaciones que le ha venido dirigiendo la Casa Blanca desde finales del año pasado, basadas en la teoría de que la firma jugaría un papel central en las presuntas estrategias de espionaje corporativo diseñadas desde Pekín, resulta comprensible que la compañía haya solicitado incluso a un juez estadounidense que ponga fin a semejante veto a falta de pruebas o indicios sólidos que refuercen tal hipótesis.

"El gobierno de Estados Unidos no ha aportado prueba de ninguna clase sobre esa supuesta amenaza a la seguridad nacional que presenta Huawei. No hay arma, solo humo y especulaciones. Por eso hemos interpuesto un recurso para revertir unas medidas totalmente ilegales", ha asegurado en la misma conferencia.

Contenido patrocinado