Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El asistente de voz Alexa desembarca en el Cedars-Sinai de Los Ángeles

El asistente de voz Alexa ha sido instalado en cien habitaciones del hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles como parte de un programa piloto que se ha marcado como objetivo conseguir que los pacientes y el personal sanitario puedan interactuar de manera más eficiente.

A partir de ahora cada uno de esos dormitorios contará con uno de los altavoces inteligentes Echo conectado a una plataforma de atención sanitaria bautizada como Aiva -que cuenta con el respaldo de la Fundación Alexa y del Programa de Inversión de Google Assistant- y que es operada a su vez a través de Alexa.

Básicamente, cuando uno de los pacientes dé una instrucción al famoso asistente de Amazon, Aiva será la encargada de redirigir esa información al teléfono móvil de la persona pertinente, bien sea un enfermero u otro miembro del equipo. Por supuesto, de cara a las tareas cotidianas, como encender la televisión o informarse del tiempo, se ejecutarán al instante y con total normalidad.

"Antes a los enfermeros nos pedían a menudo que ayudáramos a encender las televisiones y demás, pero ahora Alexa hace ese trabajo por nosotros, permitiendo que nos concentremos en ofrecer el mejor trato posible al paciente", ha explicado una de las auxiliares de enfermería del Cedars-Sinai acerca de los beneficios que presenta esa novedad para los trabajadores del centro.

Los asistentes de voz son la última baza de los hospitales para mejorar su funcionamiento y en centros como la unidad de cuidados intensivos para niños de Boston están siendo puestos a prueba en tareas administrativas, como por ejemplo informar al equipo de enfermería de cuántas camas quedan libres por planta o quién se encuentra de guardia.

Contenido patrocinado