Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La mayoría de los consumidores no confía en el criterio de los 'influencers'

A pesar de haberse convertido en un negocio muy lucrativo para algunas de estas personalidades que se han dado a conocer a través de la esfera virtual, especialmente gracias a sus canales de YouTube o a sus perfiles de Instagram, parece que la mayoría de los consumidores no acaban de confiar del todo en el criterio o en la supuesta autoridad que exudan los llamados 'influencers' a la hora de adquirir aquellos productos que estos recomiendan con fervor.

De hecho, según una nueva encuesta realizada por la BBC, el 82% de los consultados suele analizar con gran escepticismo estos artículos debido precisamente a que la publicidad que de ellos realizan estas nuevas celebridades se realiza previo pago, el cual constituye sin duda un sesgo muy significativo que podría comprometer su credibilidad.

Por otro lado, en numerosos casos es prácticamente imposible discernir si el 'influencer' en cuestión ha recibido algún tipo de gratificación económica para dar a conocer los productos de una marca concreta, lo que explica que el 54% de los encuestados pertenecientes al rango de edad que va de entre los 18 a los 34 años busque siempre otras fuentes de información alternativas antes de decidirse a comprar o no un artículo publicitado por estos líderes de opinión.

Esta tendencia no ha impedido, sin embargo, que numerosas entidades comerciales recurran cada vez con más frecuencia a los 'influencers' para diseñar y ejecutar sus campañas de márketing, como es el caso de la firma de cosméticos más grande e importante del planeta: L'Oreal.

Contenido patrocinado