Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Elon Musk reconoce estar 'aterrado' ante el potencial de la inteligencia artificial

Elon Musk reconoce estar 'aterrado' ante el potencial de la inteligencia artificial

A pesar de ser uno de los grandes abanderados del progreso científico y técnico en su condición de director gerente de la multinacional Tesla, lo cierto es que Elon Musk no ha tenido reparo alguno a la hora de expresar abiertamente la aversión que siente hacia la industria de la inteligencia artificial -por no decir directamente su profundo pavor- debido a los riesgos que a su juicio entrañaría un desarrollo demasiado pronunciado de esta tecnología.

"La inteligencia artificial me tiene aterrado, esa es la verdad, ya que está haciendo progresos cada vez más rápidos y profundos. De aquí a unos años contará con la capacidad de hacer cosas hasta ahora inimaginables", ha reconocido durante su intervención en el festival de cine y series SXSW, en una conferencia que ha compartido con Jonathan Nolan, creador de la afamada ficción de HBO 'Westworld'.

Por si eso no fuera suficiente, el hombre que hace unos meses lanzaba al espacio un innovador concepto de cohete llamado SpaceX -un posible primer paso para una futura colonización de Marte- está convencido de que las armas nucleares suponen una amenaza claramente inferior para la humanidad que la evolución descontrolada de aquellas máquinas capaces de pensar y actuar por sí mismas.

"Creo que los peligros que, en potencia, presenta la inteligencia artificial son infinitamente mayores a los que tienen hoy en día las cabezas nucleares. La diferencia es, en mi opinión, notable. Creo que hay que ejercer un control exhaustivo de la tecnología. A nadie se le ocurriría, por ejemplo, dejar que cualquiera pueda desarrollar su propia bomba atómica sin restricciones. Eso sería una locura, ¿verdad?", ha argumentado.

Por otro lado, y en esta ocasión cumpliendo fielmente con su reputación de figura profética y adelantada a su tiempo, el también exnovio de actrices como Cameron Diaz o Amber Heard ha insistido en que su decisión de dirigir los esfuerzos de su compañía hacia el espacio exterior -sin olvidar su división de coches eléctricos, por supuesto- responde a una necesidad acuciante: la de habitar otros planetas en el caso de que se desate una tercera guerra mundial que termine con el mundo tal y como lo conocemos.

"Creo que ha llegado la hora de que nos consolidemos como la civilización que se sale de los parámetros de la Tierra, la que convive con el resto de estrellas y la que expande el área de conocimiento sobre el entorno en el que vivimos. Este objetivo me tiene entusiasmado y me hace sentir afortunado de vivir en el tiempo en que vivimos. Espero que a vosotros os ocurra lo mismo", se ha sincerado.

Contenido patrocinado