Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Theresa May quiere hacer del Reino Unido un país puntero en inteligencia artificial

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, no ha dudado en escenificar el compromiso total de su gobierno con el fomento -ligado a una generosa inversión- de las tareas de investigación y desarrollo en materia de inteligencia artificial, una tecnología de la que se estima que jugará un importante papel en la economía mundial de los próximos años y de la que, evidentemente, el país europeo se presenta como uno de sus grandes valedores.

"A lo largo de toda nuestra historia tenemos numerosos ejemplos de cómo la innovación tecnológica es la base del progreso y de la mejora sustancial de nuestra calidad de vida, desde la invención de la electricidad hasta el advenimiento de la producción industrial. Estamos convencidos de que en la próxima fase también conseguiremos que todos estos cambios sean beneficiosos para todos", ha explicado en rueda de prensa.

Sin embargo, la jefa del gobierno británica también ha querido dejar patente que, al margen del creciente valor de esta industria en términos financieros, los poderes públicos han concentrar sus esfuerzos en la implementación de normativas efectivas que garanticen el uso ético de los productos que se deriven en el futuro de esta revolución tecnológica.

"Por otro lado, es cierto que la consolidación de la tecnología asociada a la inteligencia artificial también nos presenta numerosos retos de diversa naturaleza que van desde la seguridad hasta el plano de la ética. Por ello, necesitaremos un liderazgo fuerte en lo relativo a la regulación internacional y la confianza de que, juntos, podremos pasar esta prueba con buena nota", ha añadido.

Contenido patrocinado