Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Nace la primera aplicación para aprender a ligar

En una época en la que proliferan las aplicaciones dirigidas a favorecer potenciales encuentros románticos entre gente demasiado ocupada para buscar el amor en sus respectivos entornos, una compañía radicada en Hong Kong ha dado ahora un paso más en esta tendencia al presentar el primer servicio móvil que, en lugar de buscar a tu media naranja, te enseña a convertirte en un seductor nato y a flirtear como es debido en la era de la revolución tecnológica.

"Queremos que cada vez más hombres aprendan aquellas técnicas que son imprescindibles para conquistar a una mujer. Aquí tenemos muchos Otakus, gente que tiende a obsesionarse porque no saben cómo comunicarse con las chicas, y este 'juego' les dará todas las claves necesarias para hacerlo correctamente", ha explicado la responsable de comunicación del proyecto, Margaret Ming.

La aplicación en cuestión ofrece una especie de simulador de citas, al más puro estilo de videojuegos que recrean la vida real como los de la saga 'Los Sims', en el que el usuario puede elegir a su compañera virtual de aventuras -entre cuatro modelos femeninos diferentes- y compartir con ella actividades tan emocionantes como unas vacaciones a Japón o Tailandia, una tarde en la cafetería o una entretenida sesión de karaoke.

Aunque el programa en sí mismo es gratuito y pronto estará disponible en las tiendas de los diversos sistemas operativos móviles, este requiere de un accesorio imprescindible para que el usuario pueda disfrutar de una experiencia lo suficientemente inmersiva: unos cascos de realidad virtual que, como apuntan sus responsables, costará menos de cinco dólares e irá conectado al móvil a través de un cable.

La compañía incidió durante la presentación del proyecto en la feria de videojuegos, manga y anime Ani-Com, celebrada la semana pasada en Hong Kong, que su servicio iba especialmente dirigido a aquellos jóvenes que, al permanecer demasiadas horas refugiados en estos universos de fantasía, habían ido perdiendo su habilidad para socializar e interactuar con gente del sexo contrario, lo que explica su propósito de educar y entretener a partes iguales.

Contenido patrocinado