Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Mila Kunis vaticinó que la inversión de Ashton Kutcher en Uber sería un gran error

La actriz Mila Kunis no quedó nada impresionada cuando su ahora marido Ashton Kutcher le anunció que quería invertir en una empresa de transporte llamada Uber al principio de su relación sentimental. Tras el enorme éxito que ha cosechado la aplicación, ella está más que dispuesta a reconocer que se equivocaba y que fue una de las decisiones más inteligentes que el actor ha tomado nunca en su faceta de inversor del sector tecnológico, que en los últimos tiempos ha ido ocupando cada vez más parte de su tiempo.

"Lo mejor de Ashton es que es muy bueno a la hora de incluirme en todo y asegurarse de que estoy al tanto de lo que está haciendo", ha explicado Mila durante su aparición en el programa 'The Last Show with Stephen Colbert'. "También es muy inteligente porque sabe que, a veces, no tienes que escuchar a tu mujer. Al principio de nuestra relación, surgieron dos oportunidades. Me dijo: 'Oye, hay una empresa que es como una empresa de viajes compartidos... como una empresa de taxis, pero cualquiera puede conducir los vehículos'. Y le dije que era la peor idea de la historia".

Por suerte, Ashton consiguió convencerla de que probara los servicios de Uber a pesar de que ella se resistía a subirse a un coche con un desconocido y consiguió hacerla cambiar de opinión. El otro gran error de Mila fue no confiar en el criterio del protagonista de 'Aquellos maravillosos 70', que también creyó en el concepto de Airbnb en sus inicios, cuando le anunció que había encontrado una "mina de dinero".

"Me dijo: 'Hay una cosa que se llama criptodivisas, y hay una empresa que se llama Bitcoin'. Recordemos que esto fue hace ocho años", ha aclarado la intérprete para justificar por qué le preocupaba, por ejemplo, que la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) no aceptara las criptomonedas y volvió a vaticinar por tanto que Ashton estaba cometiendo un gran error.

"Él me respondió: 'Genial, vamos a invertir en ellas'. Así que no me escuchó. A ver, esto es algo que sucede todo el tiempo... Nunca me he alegrado tanto de estar equivocada".

Contenido patrocinado