Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Reino Unido dejará de vender coches diésel o gasolina en 2030

El primer ministro Boris Johnson ha anunciado una nueva medida, que se enmarca en lo que ha definido como una "revolución industrial verde" para hacer frente al cambio climático, según la cual los vehículos con motores de gasolina o diésel dejarán de comercializarse a partir de 2030. Esta nueva legislación hace una excepción en el caso de los coches híbridos, que no se retirarán del mercado hasta 2035.

"Mi plan de diez puntos creará, apoyará y protegerá cientos de miles de 'empleos verdes', al tiempo que nos acercará al objetivo de alcanzar las cero emisiones netas de dióxido de carbono para 2050", ha señalado citando como los tres pilares de este cambio la energía eólica escocesa, los vehículos eléctricos que se fabriquen en la zona de Inglaterra conocida como 'Midlands' y la tecnología puntera que se desarrolle en Gales.

Este anuncio no ha sido bien recibido por el Green Party, que considera que "no está a la altura de la gravedad" real de la emergencia climática a la que se enfrenta el planeta en general.

Contenido patrocinado