Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los Bucks, al borde del abismo

En un partido no definitivo, pero sí trascendental para las opciones de ambos, se llevó el gato al agua los Toronto Raptors que vencieron y lograron adelantarse en el tanteador de la final de la Conferencia Este por 3-2. Esto quiere decir que los canadienses tendrán dos opciones, una como local y otra como visitante, para lograr el punto definitivo que les permita enfrentarse a los Golden State Warriors en una lucha a siete partidos por el anillo de la NBA.

Kawhi Leonard volvió a recuperar su alma de líder para tirar del carro del equipo de Nick Nurse, que, aprovechó la cita para hacerse con el factor cancha. El alero de California, cuya continuidad para la próxima temporada está dudosa, se salió con 35 puntos, nueve asistencias y siete rebotes, quedándose muy cerca de un triple-doble que hubiera elevado su figura a la altura de los más grandes.

Ahora, a los Raptors solo les queda confirmar estas grandes sensaciones en casa, donde no han perdido con los Bucks ni un solo encuentro en esta serie y donde se obró el milagro en las semifinales ante los Philadelphia 76ers con aquella canasta de, precisamente, Leonard en las últimas décimas de segundo que les daban el triunfo definitivo.

Por su parte, los Bucks deben encontrarse a sí mismos tras perder en los últimos tres partidos. Parece que al asomarse al precipicio les ha entrado vértigo y han perdido toda la concentración, sobre todo ofensiva, que han mostrado durante la temporada.

Sus opciones pasan por ganar en Canadá y conseguir así una opción para el séptimo encuentro que, además, será en su casa.

Contenido patrocinado