Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los Rockets necesitan despertar en casa

Los Houston Rockets necesitan hacerse fuertes en casa. Con el 2-0 en el marcador de la semifinales de la Conferencia Oeste, la franquicia de Texas llega al Toyota Center donde intentará hacer lo mismo que los Golden State Warriors para igualar la serie a dos y así convencerse a sí misma de que puede pelear por eliminar a los grandes campeones.

En los dos primeros partidos se ha visto a unos Rockets alejados de su mejor versión, sobre todo por parte de un James Harden que ni mucho menos ha estado acertado en sus decisiones globales. 35 puntos en el primer partido y 29 en el segundo son hasta pocos para un jugador que durante la temporada nos ha acostumbrado a cifras mucho más altas. Por eso, ahora, en su casa, espera sacar su modo 'killer' para encabezar la lista de anotadores del encuentro.

Eso sí, si los Rockets quieren ganar este encuentro, primordial para sus opciones de pelear por el pase a la final del Oeste, tendrán que encontrar la manera de frenar a un desatado Kevin Durant, que se ha echado el equipo a sus espaldas para liderar a unos Warriors que se encomiendan a su figura para lograr el tercer anillo de campeones de la NBA consecutivo.

Y es que, este partido es fundamental para que los de Steve Kerr dejen media eliminatoria en su bolsillo, poniendo un 3-0 con el que se vengarían de los Rockets, que la campaña pasada les tuvieron contra las cuerdas en las finales de Conferencia. Ganándolo, los Warriors ya rozarían su clasificación, demostrando estar cerca de la final sin apenas haber sufrido demasiados esfuerzos en sus dos primeras series.

Contenido patrocinado