Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Pavard y Rebic, dos revelaciones en la Copa del Mundo

Benjamin Pavard y Ante Rebic han sido dos auténticos descubrimientos en esta Copa del Mundo del 2018. Ambos han ayudado a sus equipos a ir pasando rondas hasta alcanzar la final, con un desparpajo impropio para dos futbolistas que apenas contaban con experiencia internacional.

Precisamente por eso, por el desconocimiento que había de estos dos jugadores antes del inicio de la campeonato, ambos se hayan convertido en las revelaciones del torneo, pues desde la titularidad han sentado a hombres que teóricamente llegaban con la vitola de ser importantes para sus selecciones y que, al final, han tenido que ver la Copa del Mundo desde el banquillo.

El lateral francés no jugó en el primer partido, donde Djibril Sidibé sí que fue incluido por Didier Deschamps en el 11 inicial. Sin embargo, el del Stuttgart se fue imponiendo a su compatriota por un puesto del que ya no saldría una vez lo alcanzó. Además de ir bien de cabeza, es muy complicado superarle en el uno contra uno y sube la banda con gran convicción y potencia. Además, el golazo que le marcó a Argentina sirvió para comenzar la remontada en el único partido en que los franceses han ido por detrás en el marcador.

Por su parte, Rebic fue titular indiscutible para Zlatko Dalic desde el inicio del campeonato. Ha sentado a hombres como Mateo Kovacic o Andrej Kramaric, con mucha mayor experiencia y nombre, pero que difícilmente habrían dado un rendimiento como el que Ante ha ofrecido. A sus 24 años el delantero del Eintracht de Frankfurt se ha tenido que adaptar a la posición de extremo, donde ha congeniado muy bien con Mario Mandzukic e Ivan Perisic, sus compañeros de hazañas en la parte más adelantada del ataque croata.

Contenido patrocinado