Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

160 millones por cuatro años para Paul

Fin al culebrón de Chris Paul. El base ha oficializado su renovación con unos Houston Rockets que siguen en busca de un alero estrella tras la marcha de Trevor Ariza. Nada menos que 160 millones se embolsará en los próximos cuatro años, siendo este el máximo al que aspiraba el de Winston-Salem.

De esta manera, Paul, que solo había escuchado las ofertas de los texanos con quienes quería continuar su carrera, seguirá al lado de un James Harden que está tratando de convencer a otros compañeros de la selección estadounidense de baloncesto para que acudan a esta franquicia, la que más cerca estuvo de acabar con los todopoderosos Golden State Warriors en los pasados playoffs.

Y es que, la temporada pasada, en la que el gran fichaje del equipo fue Chris Paul, los Rockets se hicieron con el primer puesto de la Conferencia Oeste, teniendo el mejor balance de toda la NBA en la fase regular. Después en los playoffs se deshicieron con facilidad de sus rivales hasta toparse con los de Oakland en una final de Conferencia en la que les llegaron a poner contra las cuerdas con un 3-2 a su favor.

Por esa razón, los de Houston no entendían continuar con su proyecto de intento de ganar el anillo de campeones sin su base estrella, un hombre que ha sabido entenderse a la perfección con Harden y que se ha complementado con el resto del equipo asumiendo el rol que le tocaba en cada momento del partido.

De ahí que, a pesar de que el propio Chris Paul no haya querido ceder, los Rockets hayan ido aun así a por él, porque saben que el tándem que forma con el escolta funciona muy bien, por lo que tras la marcha de Ariza preferían no cambiar más hombres importantes.

Contenido patrocinado