Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Una Copa del Mundo muy europea

Europa sigue dominando en el mundo del fútbol. Está claro que las mejores ligas de clubes se juegan en el viejo continente, sin embargo, normalmente, cuando llegan las competiciones internacionales, los números se igualan, aunque en esta ocasión no ha sido así.

Nada menos que 10 de las 16 selecciones clasificadas para los octavos de final de la Copa del Mundo del 2018 son de Europa. Rusia, España, Portugal, Dinamarca, Francia, Croacia, Suiza, Suecia, Inglaterra y Bélgica son las que sí han logrado pasar, mientras que solo cuatro han caído en la fase de grupos (Alemania, Polonia, Islandia y Serbia).

Estos números evidencian la gran capacidad que hay en Europa para pelear con las favoritas a pesar de ser un equipo teóricamente menor. Y es que, quitando a las más grandes como España o Francia, las clasificaciones de Suiza, Suecia, Dinamarca o Croacia no estaban tan aseguradas antes del comienzo de la competición.

Si a esto le unimos que equipos históricos como Italia, Holanda o Alemania se han quedado fuera de las eliminatorias (las dos primeras ni si quiera se clasificaron para la Copa del Mundo), el resultado es que podría incluso haber habido más selecciones del viejo continente en los octavos de final.

De hecho, uno de los dos lados del cuadro de octavos, el de España, se ha quedado prácticamente como si de una Eurocopa se tratara. En él, hay nada menos que siete selecciones europeas y solo una que no lo es. Otro dato que demuestra la gran superioridad futbolística que se tiene en este continente sobre el resto, en donde solo Brasil parece poder pelear por salir campeón del torneo.

Contenido patrocinado