Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

El 'youtuber' Jake Paul anuncia su retirada del boxeo profesional

El denostado 'youtuber' Jake Paul ha terminado reconvirtiéndose, con bastante éxito, todo sea dicho, en uno de los boxeadores más mediáticos del planeta desde que, hace ya tres años, diera a conocer su intención de dar un giro de 180 grados a su proyección pública. De esta forma, el joven estadounidense, de 24 años, consiguió desviar ligeramente la atención de las reacciones tan negativas que recibían esos vídeos de mal gusto y poca gracia que solía publicar en su cuenta de la plataforma.

Aunque los combates en los que ha participado hasta ahora se han saldado siempre con victorias y su perfil polémico se ha visto notablemente rebajado en tiempos recientes, la animadversión que determinados sectores de la opinión pública siguen sintiendo hacia el deportista no se ha disipado por completo. Los gestos de arrogancia y altanería que sigue exhibiendo Jake en su trayectoria como púgil son, por otro lado, una actitud bastante común entre numerosos boxeadores profesionales.

Sea como fuere, esta semana Jake Paul ha soltado una bomba informativa de primer orden a sus fans incondicionales de la esfera virtual, que también los tiene, al anunciar su retirada de los cuadriláteros justo después de vencer al excampeón de la UFC Tyron Woodley en un combate muy igualado. "Estatus actualizado: exboxeador", ha escrito la polifacética celebridad en su perfil de Twitter. No obstante, Jake ha matizado a continuación sus palabras, añadiendo una sola condición para regresar al ring cuanto antes.

Y es que el propio boxeador ha retado al rival anteriormente mencionado de cara a un combate de revancha que solo podría producirse si Woodley graba en su piel un tatuaje que rece: 'Amo a Jake Paul'. "Hazte el tatuaje y volveremos a encontrarnos. ¡Tengo a un tatuador aquí mismo si lo necesitas! Tendrá que hacerlo si quiere enfrentarse conmigo, en caso contrario deberá buscarse un nuevo oponente. Tiene que ser un tatuaje permanente, entonces hablaremos", ha asegurado a continuación para, entre otras cosas, no defraudar a quienes esperaban este tipo de fanfarronerías por su parte.

Contenido patrocinado