Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Iker Casillas y Sara Carbonero ya han vendido su antigua casa familiar

Ha pasado cerca de un año desde que Sara Carbonero e Iker Casillas decidieron poner a la venta su imponente casa familiar, ubicada en la exclusiva urbanización madrileña conocida como 'La Finca'. En ese momento, el entonces matrimonio todavía no había ofrecido demasiados indicios sobre esa crisis en su relación que, finalmente, desembocaría en el anuncio de su separación el pasado mes de marzo, pero esa circunstancia concreta sin duda avivó el interés de los medios en el estado de salud del ya extinto romance.

Según informa ahora el programa de televisión 'Viva la vida', del canal Telecinco, el exportero del Real Madrid y la periodista se habrían desprendido ya de la propiedad tras recibir una oferta por ella procedente de una familia de empresarios. El mismo medio asegura que Iker y Sara pusieron un precio de casi cinco millones de euros para deshacerse del inmueble, pero se desconoce el importe concreto que los compradores han terminado abonando por ella. A día de hoy, el madrileño reside en el flamante piso que adquirió el año pasado en una céntrica zona de Madrid, mientras que la toledana reside ahora en la localidad de Boadilla del Monte.

El que fuera uno de los matrimonios más mediáticos del mundo del deporte y del corazón, que comparte la custodia de sus hijos Martín y Lucas como resultado del acuerdo de divorcio al que llegaron el pasado mes de abril, ha demostrado desde la confirmación del fin de su historia de amor que ambos forman una expareja muy bien avenida. Hay que recordar que Sara dedicó a su antiguo esposo una entrañable felicitación de cumpleaños para celebrar en Instagram los 40 años que tiene ya el legendario exguardameta del equipo blanco y de la selección española.

"Feliz vuelta al sol. Que las vistas desde ese cuarto piso sean maravillosas. Te lo mereces", escribía la informadora junto a una foto de su exmarido, con quien compartió además un íntimo festejo casero en compañía de sus dos retoños.

Contenido patrocinado