Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La mejor ruta para disfrutar de Londres gratis y en un día

La mejor ruta para disfrutar de Londres gratis y en un día

Para aquellos que no dispongáis de demasiados días ni de un presupuesto demasiado elevado para visitar una ciudad tan grande y llena de atracciones turísticas como Londres, a lo largo de los siguientes párrafos os daremos varios consejos de utilidad para que podáis sacar el máximo partido a vuestro breve y austero viaje a la capital británica, y todo ello sin gastar ni un solo céntimo.

La clave para acabar el día con la sensación de haber podido admirar al menos los monumentos y lugares públicos más representativos de la metrópolis reside fundamentalmente en elaborar una ruta lo más efectiva y completa posible. Lo ideal es que empecemos la jornada en la imponente estación de trenes de Waterloo y, desde ahí, recorramos toda la ribera sur del Támesis para pasar por los bellos Jardines del Jubileo y tomar unas cuantas fotos del London Eye, nada menos que la noria más grande de Europa, con las Casas del Parlamento de fondo.

Una vez tengamos en vuestro poder una de las postales más típicas de la ciudad, continuad paseando por el South Bank en dirección al Puente de Westminster, donde nos toparemos con las entradas del Acuario de Londres y de uno de los espectáculos más terroríficos -pero instructivos- que ofrece la ciudad, la llamada 'London Dungeon', con la que podremos familiarizarnos de forma interactiva con algunas de las leyendas más macabras y escalofriantes que encierra la milenaria historia londinense.

Pero como en este recorrido no está permitido invertir ni una sola libra, tendremos que dejar los entresijos de la 'London Dungeon' para otra ocasión. En su lugar, nos detendremos unos minutos en medio del citado Puente de Westminster para acabar de espabilarnos con la brisa procedente del río y, sobre todo, para divisar en la lejanía el 'skyline' del distrito financiero y sus rascacielos más famosos: el 30 St Mary Axe, la Torre 42, el Shard -el edificio más alto de Europa- y la Torre Heron.

Una vez cruzado el mencionado puente y dejando atrás el Big Ben, podremos revivir de alguna forma la flamante boda que protagonizaron en 2011 los duques de Cambridge, Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina, enfrente de uno de los edificios religiosos más emblemáticos de la historia de Inglaterra, la Abadía de Westminster, el mismo lugar en el que la abuela del novio, la reina Isabel II, hizo historia varias décadas antes al celebrar allí la primera coronación televisada en la historia del país.

Y de lo ceremonial pasamos brevemente a lo puramente político al recorrer la larga avenida del Whitehall -donde se concentran numerosas sedes gubernamentales-, ya que al margen de la imprescindible parada que tendremos que hacer en el Horse Guards Parade, donde tendremos la oportunidad de posar con los soldados a caballo de la guardia personal de la soberana y visitar los establos, también nos encontraremos con el número 10 de Downing Street -residencia de la primera ministra, Theresa May- y con uno de los museos más interesantes de la zona: el que recrea los años en que Winston Churchill y su ejecutivo tuvieron que trabajar en un búnker subterráneo durante la recta final de la II Guerra Mundial.

Para poner el broche de oro a esta ruta, es necesario recorrer en su totalidad el cercano y solemne paseo del Mall -una vez atravesado el Arco de Wellington, que conmemora la derrota final de las tropas napoleónicas-, para terminar delante de una de las estampas más regias e imponentes que ofrece la capital británica: la que componen juntos el palacio de Buckingham y el monumento a a reina Victoria, toda una alegoría al glorioso pasado imperial de Gran Bretaña. Tampoco hay que olvidar que, en los laterales de este paseo, se encuentran otros significativos palacios como el de St. James y el de Clarence House.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies.