Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Multan a un turista americano por sentarse en una fuente romana

Un turista estadounidense recibió una fuerte multa por comer en las escaleras de una famosa monumento de Roma. El hombre de 55 años fue amonestado por la policía italiana en la madrugada del sábado (03.09.22) cuando le descubrieron con un helado en una mano y una cerveza en la otra en la Fontana dei Catecumeni, construido por Battista Rusconi en 1589.

En el pasado había sido un punto de encuentro para las reuniones locales, pero recientemente fue sellado por las autoridades para preservarlo.

Las normas de "Decoro Urbano", aprobadas en 2017 por la ex alcaldesa Virginia Raggi, prohíben comer, beber y sentarse en las fuentes romanas. Al parecer, la cinta de seguridad había sido retirada, así que el turista no era consciente de que estaba cometiendo una infracción.

Inicialmente los agentes le pidieron que se levantara y buscara otro lugar para sentarse, pero él se negó a seguir sus instrucciones y fue multado por la infracción con 450 dólares. La nueva legislación romana, redactada por primera vez en 1946, también prohíbe empujar carritos por las escalinatas históricas, bañarse en las fuentes y pasear con el torso desnudo, en un intento de devolver el decoro a la capital.

Contenido patrocinado