Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Turquía ya tiene nuevo nombre en la escena internacional

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, solicitó hace meses a las Naciones Unidas que su país dejara de ser conocido como 'Turkey', en inglés y en los organismos internacionales que utilizan esta lengua como idioma habitual de trabajo.

La decisión se basaba, en palabras del mandatario, en que esa denominación no representaba fielmente "la cultura, historia y valores" de su pueblo, por lo que solicitó que el nombre original del país, 'Türkiye', en su equivalente del alfabeto latino, fuera utilizado oficialmente, y de forma general, en cualquier alusión al estado moderno fundado por Mustafa Kemal Atatürk a principios del siglo pasado. Cierto es también que a Erdogan nunca le gustó la palabra 'Turkey', porque en inglés significa 'pavo', tanto en referencia al animal como a aquellas personas que pudieran considerarse 'bobas'.

Finalmente la ONU ha dado el visto bueno al cambio de nombre y se acogerá a partir de ahora a los deseos de Erdogan, de cara a cualquier documento, eslogan o comunicación oficial. Dentro de la propia Turquía, curiosamente, se exhibieron tiempo atrás muestras de desagrado ante una iniciativa que, a juicio de los más críticos, era innecesaria y suponía una mera maniobra de distracción sobre los verdaderos problemas del país.

Contenido patrocinado