Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los coches sin conductor de Uber regresan a las carreteras

El pasado marzo Uber anunciaba que suspendía indefinidamente las pruebas sobre el terreno de su nueva flota de vehículos autónomos después de que un error mientras uno de esos coches circulaba por la ciudad de Tempe (Arizona) se saldara con un atropello mortal.

Desde entonces otros tantos accidentes protagonizados por sus competidores directos en la carrera por llevar a las carreteras los primeros coches automóviles sin conductor, como Tesla o Apple, habían conseguido aumentar la alarma acerca de la seguridad de esa nueva tecnología.

Sin embargo, tras superar un intenso escrutinio de las autoridades, de investigadores federales y de la propia justicia, la compañía ha decidido retomar el programa de pruebas en San Francisco (Estados Unidos) y Toronto (Canadá).

Tal y como habían prometido en verano, cuando anunciaron su intención de seguir adelante con esa apuesta tras mucha "deliberación e introspección", Uber ha puesto en práctica nuevas medidas de seguridad que incluyen asegurarse de que haya en todo momento dos operadores humanos tras el volante durante los viajes sobre el terreno de sus vehículos autónomos, y a partir de ahora esos mismos empleados realizaran turnos de cuatro horas, no de ocho o diez como venían haciendo hasta que se canceló el programa a principios de año. Además, la compañía ha dotado a sus coches de cámaras que emitirán un fuerte sonido de alerta cuando detecten a otros conductores despistados y enviaran su información a un equipo de control.

Contenido patrocinado