Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

La policía británica se deshace del ineficaz 'detector de crímenes'

La policía británica se deshace del ineficaz 'detector de crímenes'

Todos aquellos cuerpos de seguridad de Inglaterra y Gales que se habían apuntado a un revolucionario proyecto piloto que, en resumen, dependía de un avanzado programa informático para predecir aquellos territorios y los momentos del día en que existían más probabilidades de que se produjeran actividades criminales han desechado finalmente la iniciativa al no haber contribuido demasiado a la misión que le había sido encomendada.

El primer departamento de policía que implementó este software en sus labores diarias fue el del condado de Kent, al sureste de Londres, en el año 2013. Desde entonces, en todos los informes trimestrales que han venido elaborando las comisarías para evaluar la eficacia del sistema han aparecido claras referencias a la ausencia de resultados positivos o a la dificultad para demostrar que, en el caso de haberlos, puedan ser directamente atribuidos a esta tecnología.

En cualquier caso, y a pesar de que la innovadora propuesta ya ha pasado oficialmente a mejor vida, varias figuras de renombre del citado departamento de Kent no han querido decirle adiós sin hacer antes hincapié en las supuestas aportaciones realizadas por el programa en materia de prevención de delitos, sobre todo en lo que a ofrecer nuevos enfoques para la elaboración de estrategias se refiere.

"Cuando trabajaba como inspector de barrios el software facilitaba significativamente mi labor. Solíamos repartir y desplegar nuestros efectivos en función de sus indicaciones", ha asegurado el director de la federación policial de Kent, Chris Carter, a la BBC. "Es verdad que el sistema no tenía la capacidad de predecir la comisión de crímenes como tal, pero nos resultaba francamente útil como herramienta de prevención y para poder distribuir nuestros recursos con la mayor solvencia posible", ha afirmado por su parte el superintendente John Phillips.

Contenido patrocinado