Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Los billetes de tren que funcionan con reconocimiento facial

Las largas colas en las estaciones de tren podrían ser historia gracias al proyecto de los ingenieros de la empresa Bristol Robotics Laboratory -situada en la ciudad del sudoeste de Inglaterra- para desarrollar un software capaz de identificar los rasgos faciales de cada persona y automáticamente validar sus billetes de tren.

"Puedes imaginar que, si eliminas todas las colas en una estación como Victoria [en Londres], hay un gran potencial para incrementar el rendimiento. Hemos realizado un proyecto muy interesante para Cubic [empresa de tecnologías de pago y viaje] y están instalándolo en su laboratorio de Salfords, en Surrey, y el objetivo es poder trasladarlo también al metro. Por ejemplo, se podría pagar simplemente presentando tu cara al sistema en lugar de utilizar tu tarjeta de crédito y el código pin", ha explicado Lyndon Smith, de Bristol Robotics Laboratory, al programa de televisión 'Click' de la cadena británica BBC.

Respecto a la posibilidad de que los rasgos de un individuo se pudieran confundir con los de otro -como en el caso de los gemelos idénticos-, desde el centro Machine Vision, parte de la citada compañía, aseguran que cada cara es perfectamente identificable y no habría ningún problema en diferenciar una de otra.

"En tres dimensiones, el rostro de cada persona es único. Incluso los gemelos son únicos por separado. La ingeniería 3D puede distinguir características como los lunares o los poros de la piel, que son diferentes incluso en los gemelos. Con un sistema 2D usas solo una fotografía, pero para evitar estos problemas, la información 3D encuentra las formas en el espacio. Solo podrías engañarlo si llevas una representación perfecta y en tres dimensiones de tu cabeza", ha asegurado el doctor Melvyn Smith, director del centro, al diario Daily Mail.

El director de estrategia tecnológica en EMEA de la empresa californiana AppDynamics, Justin Vaughan-Brown, está convencido de que este proyecto podría suponer un avance muy relevante en el mundo del viaje para facilitar la experiencia del usuario, como ha venido ocurriendo ya con los pasaportes electrónicos en muchos aeropuertos del mundo.

"Aunque muchos viajeros puedan mostrarse escépticos ante la posibilidad de usar sus caras como medio de pago de un futuro viaje, la idea en su forma más simple puede resultar familiar para aquellos que usen pasaportes electrónicos y otras tecnologías manos libres. El futuro de los billetes de tren puede que esté en el reconocimiento facial, pero el potencial de la tecnología solo se hará evidente si los consumidores reciben una experiencia impecable. La actual tecnología permite a los usuarios pasar su tarjeta por lectores 'contactless', pero el reconocimiento facial ofrecerá muchas más cosas", ha relatado esperanzado.

Contenido patrocinado