Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Phoenix se ilusiona con Ricky

La siguiente piedra del proyecto de los Phoenix Suns para intentar no ser el último de la Conferencia Oeste la próxima temporada ha sido Ricky Rubio.

El base de Masnou ilusiona mucho a la franquicia, que espera que, con él al mando de las operaciones ofensivas, el juego del resto de compañeros termine de despegar. Dos temporadas consecutivas acabando en la última posición del 'Salvaje Oeste' son suficientes para un equipo que no quiere repetir ahí y, para ello, tendrá que dar un salto de calidad importante, encabezado por un Rubio que llega en el mejor momento de su carrera deportiva.

Viene de liderar a los Utah Jazz durante dos campañas en las que ha sido un fijo en el quinteto inicial para Quin Snyder, convirtiéndose en un referente para todos los bases nuevos que entran en la NBA. Y es que, Ricky es puro espectáculo, lo que casa muy bien con el entender del baloncesto en Norteamérica. Ahí puede desplegar todo su juego de asistencias y movimiento del equipo, además de que tendrá galones para poder lanzar tanto de tres como realizar sus famosas entradas a canasta.

De esta manera, será junto a Devin Booker y DeAndre Ayton uno de los principales jugadores, el que comenzará todos los ataques de los Suns y al que buscarán todos sus compañeros cuando necesiten que la jugada empiece de nuevo.

Sin lugar a dudas un rol superior al que venía manejando en sus anteriores franquicias, Utah Jazz y Minnesota Timberwolves, donde era titular, pero ni mucho menos uno de los tres principales jugadores.

Contenido patrocinado