Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Green y Curry no entienden de contemplaciones

Los Golden State Warriors ya están en las finales de la NBA. Lo han hecho superando la complicada Conferencia Oeste gracias a un marcador de 4-0 contra los Portland Trail Blazers, a los que no se les ha visto igual de inspirados que en las dos rondas anteriores.

Esta noche, en la que los hombres de Steve Kerr han dejado su sello puesto como grandes dominadores del 'Salvaje Oeste' en el último lustro, el encargado de labrar la nueva victoria de los Warriors ha sido Draymond Green, bien secundado por un Stephen Curry que se ha salido en la serie. El base ha estado estelar y, ante la ausencia de Kevin Durant, se ha erigido como el gran capitán general de la nave. Sin embargo, se espera que para las finales Durant regrese a las pistas y, por lo tanto, el orden jerárquico de la plantilla se recomponga.

Eso sí, esto no ha dejado de ser una buena muestra de que, aunque les pueda faltar su principal estrella, los de Golden State son los favoritos para ganar a prácticamente cualquier rival, algo que tendrán que demostrar, eso sí, en las finales. En busca de su tercer anillo consecutivo, la franquicia de Oakland tendrá enfrente en la última serie al vencedor del Milwaukee Bucks - Toronto Raptors, una eliminatoria que marcha 2-1 a favor de los de Wisconsin ahora mismo.

Aunque, ni mucho menos es lo mismo enfrentarse a unos u otros en las finales. Los Bucks tienen el factor cancha a su favor en todas las series y, por lo tanto, tendrían algo de ventaja sobre los Warriors en su hipotético cruce, mientras que los de Golden State sacaron mejores resultados durante la temporada regular que los canadienses, por lo que sí que contarían con ese factor en caso de medirse a estos.

Contenido patrocinado