Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Partido fácil para los Warriors

Vuelve la NBA después del día de descanso por fiesta nacional en Estados Unidos. Uno de los encuentros estrella de esta madrugada será el que enfrente a los Golden State Warriors y a los Chicago Bulls en el Oracle Arena. Son claros favoritos los Warriors que además de jugar en casa juegan contra uno de los peores equipos de toda la NBA como son los Bulls.

La verdad es que el inicio de los Warriors está siendo bueno, aunque quizás no todo lo bueno que se esperaba. Con cinco derrotas en su haber, el equipo de Steve Kerr marcha segundo de la Conferencia Oeste, a tan solo un triunfo de los Houston Rockets que por ahora van primeros.

Los problemas en el equipo de Oakland vienen cuando sus mejores hombres no son capaces de entrar en juego y los encuentros se van a pocos puntos. Ahí es cuando más sufren los Warriors, siendo esta la única manera que parece haber para ganarles.

Sin embargo, si los partidos son a muchos puntos, primando posesiones cortas con muchos lanzamientos, la franquicia de Golden State se mueve como pez en el agua, ya que son los máximos anotadores de toda la NBA con muchísima diferencia.

Los Bulls, por su parte, necesitarán frenar a todos los grandes lanzadores del mejor equipo de baloncesto del mundo si no quieren sufrir otra humillante derrota. Llegan al partido con una triste marca de 3-13, habiendo sumado una única victoria en los últimos nueve encuentros. Números muy malos para una franquicia tan histórica como la de Chicago que por lo que podemos ver, no será su mejor temporada.

Contenido patrocinado