Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

¿Por qué nos ponemos más 'sensibles' cuando viajamos?

¿Por qué nos ponemos más 'sensibles' cuando viajamos?

Existe una razón médica para que perdamos los nervios y estemos más predispuesto al llanto cuando nos encontramos a varios miles de kilómetros de altura. Entre los viajeros frecuentes, quien más y quien menos ha presenciado algún arrebato de lágrimas a bordo de un avión, cuando no ha sido directamente el protagonista de una, y en muchas ocasiones se debe a una mera deficiencia de oxígeno en la sangre, células y tejidos del organismo, un estado conocido como hipoxia.

"Hay un montón de pruebas que demuestran que entramos en un estado de hipoxia relativo cuando estamos en un vuelo. Algunos pueden sentirse más adormilados de lo normal y a otros les puede dar por llorar. Cada persona reacciona de forma diferente. La hipoxia puede afectar incluso a los niveles hormonales", explica el doctor Robert L. Quigley acerca de este fenómeno que se da entre todos los grupos de edad, género, religiones y razas.

Por supuesto, el estrés en sí asociado a los desplazamientos de largo recorrido resulta más que suficiente para desencadenar un episodio de crisis en cualquiera que padezca una enfermedad mental o tenga antecedentes médicos similares. Para algunos, resulta suficiente con poner un pie en las instalaciones de un aeropuerto para comenzar a experimentar una sensación de agobio y de falta de control abrumadora, lo que guardaría relación directa con la relativa facilidad con que ciertos sujetos romperían a llorar durante los vuelos en comparación con su vida normal.

"Incluso los asientos con poco espacio para estirarse contribuyen a aumentar la ansiedad, los límites de la cercanía física con que te sientes cómodo se ven alterados. No resulta agradable volar y en la mayoría de los casos ni siquiera se atiende a nuestras necesidades básicas como comida, bebida, mantas y almohadas. Y para colmo ves limitado lo que puedes llevar a bordo contigo para intentar crear un ambiente confortable".

Contenido patrocinado