Por favor active JavaScript para poder aprovechar la funcionalidad completa de GMX.

Las redes sociales deberían 'asumir más responsabilidades' para proteger a los niños

La directora de la llamada Comisión Infantil de Inglaterra, Anne Longfield, ha acusado a las principales compañías de internet, especialmente aquellas ligadas a la interacción social como Facebook, Twitter o YouTube, de no preocuparse lo suficiente por el bienestar emocional y la integridad física de los menores de edad: un alegato relacionado con la supuesta permisividad con la que estas firmas abordarían problemas tales como el ciberacoso o la presencia de contenidos inapropiados para niños o adolescentes.

Además de haber publicado un nuevo informe sobre los efectos más perjudiciales de la exposición prolongada en la esfera virtual, especialmente para el desarrollo de la personalidad y el refuerzo de la autoestima de los menores, la principal responsable de este organismo ha cargado en términos muy duros contra estas plataformas al considerar que "deberían asumir más responsabilidades" a la hora de prevenir o, en su caso, eliminar, publicaciones poco ejemplarizantes, ligadas a comportamientos violentos, de hostigamiento, e incluso en las que se frivoliza con una práctica tan alarmante como la del suicidio.

Sobre este último fenómeno, Longfield ha incluido en su documento un ejemplo que, a su juicio, es muy ilustrativo de la escasa consideración que mostrarían estas firmas a la hora de proteger, en todos los sentidos, a los niños de conductas tan reprobables. Hace escasos meses, una niña de 14 años llamada Molly se quitó la vida después de haber visto en Instagram una especie de 'manual' sobre autolesiones: el detonante, en su opinión, de un largo período de erosión de su amor propio intensificado por los efectos más perniciosos de las redes sociales.

Contenido patrocinado